top of page

¿Existen Remedios Naturales para el control de la Hipertensión Arterial? Primera Parte.

Actualizado: 4 sept 2019


Remedios Naturales
Remedios Naturales para la Hipertensión Arterial

  • La respuesta es SÍ. Si existen por supuesto remedios naturales que, si Usted los pone en práctica, notará que con el paso del tiempo su Hipertensión Arterial, como por arte de magia, mejorarán de forma gradual hasta que observe que su enfermedad está bien controlada y lo mejor de todo es que Usted notará la diferencia al sentirse mucho mejor. A continuación se enlistan una serie de recomendaciones naturales médicamente probadas con las cuales se pueden lograr un mejor control de su presión alta:


  • El primera de ellas: El abandono del sedentarismo. El Sedentarismo es, desafortunadamente, un estilo de vida cada vez más practicado por personas adultas en México y que se caracteriza por tener un hábito muy pobre de realizar ejercicio físico (menos de 20 minutos al día). El ser sedentario incrementa el riesgo de ganar peso de manera muy fácil, llevando a las personas a desarrollar sobrepreso y obesidad. Está demostrado que las personas que tiene el hábito de abandonar dicho estilo de vida y que se han convertido en más activos al iniciar una rutina de ejercicio físico acorde a su edad y peso, mejoran las cifras de presión arterial alta, disminuyendo entre 4mmHg a 9mmHg las cifras de su presión sin la necesidad de mayores cambios en su tratamiento farmacológico antihipertensivo. De hecho, existen informes y experiencias de personas que han abandonado su tratamiento a base de medicinas para el control antihipertensivo después de adoptar una rutina diaria e intensa de ejercicio físico tras demostrar la corrección de sus cifras de presión arterial sin el efecto de las pastillas medicinales. De tal manera, que el ejercicio, es un excelente remedio natural para el control de la presión arterial alta.


  • La segunda de ellas: alimentación ordenada y balanceada. Una alimentación balanceada que incluya cereales, granos, vegetales, frutas, baja en colesterol y grasas saturadas como las que se encuentran en embutidos, carnes rojas, leche entera y sus derivados, ha demostrado que puede reducir la presión arterial hasta en 11mmHg sin la ayuda de medicinas según información de la Mayo Clinic en Minnesota, Estados Unidos. En la actualidad, existe una estrategia alimentaria que ha sido diseñada para combatir la presión arterial alta y su nombre es Dieta DASH (Dietary Approaches to Stop Hypertension). Dicha dieta fue diseñada por el Instituto Nacional de Salud de los Estados Unidos con la finalidad de combatir la presión arterial alta sin necesidad de medicamentos. Según resultados de varios estudios médicos, dicha estrategia de alimentación ha probado disminuir las cifras de presión arterial dentro de las primeras dos semanas de haber iniciado con dicho plan alimentario el cual debe ser guiado y supervisado por un Nutriólogo Experto. Por lo tanto, el comer de forma balanceada y ordenada, puede lograr un mejor control de la presión arterial alta sin la necesidad de medicinas.


  • La tercera de las recomendaciones: disminuir el consumo de sal en sus alimentos diarios. Está médicamente demostrado que el consumo excesivo de sal en nuestros alimentos, incrementa la presión arterial hasta en las personas sanas. Por lo tanto, las personas que padecen de hipertensión, la recomendación es que no deben de consumir mas de 1.5g de sal al día según la American Heart Association. A parte del salero en mi mesa, ¿cuáles son los alimentos ricos en sal? Los principales alimentos que contienen grandes cantidades de sal son las carnes ahumadas, quesos, aceitunas, sopas en vaso, pescado en conserva, agua mineral, mostaza y mayonesa, entre otros. El consumo de sal en el paciente hipertenso debe de ser también guiado por un Nutriólogo experto quien le orientará y le apoyará a mejorar sus consumos diarios de sal. Entonces la disminución progresiva en el consumo de sal en el paciente hipertenso, puede llevar a disminuir entre 5 a 6 mmHg su presión arterial.


  • Hasta aquí las primeras tres recomendaciones. En la segunda parte de ésta serie, hablaremos de otras tres más. Acuda con su médico de cabecera y con su nutriólogo quien seguramente le orientará aún más sobre más remedios naturales.

15 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page